CONCURSO PARA LA REFORMA DE UN LOCAL MUNICIPAL CON EL OBJETO DE DESTINARLO A VIVERO DE EMPRESAS. SEGUNDO CLASIFICADO.

En colaboración con Jorge Rodríguez Álvarez

Las nuevas formas de trabajo requieren nuevas organizaciones espaciales, que promuevan la realización simultánea de trabajo en grupo y tareas individuales sin que éstas entren en conflicto. La diversidad de los espacios de trabajo permite la adaptación del usuario según cada situación: espacios informales de interacción social, intercambio de información, generación de ideas, espacios privados para tareas que requieran concentración, salas de reuniones más formales, teleconferencias, zonas de descanso... mejorarán la eficiencia en el  trabajo y permitirá compatibilizar las ventajas comunicativas de la planta abierta con las necesidades de privacidad de determinadas tareas. La mera existencia de estos espacios alternativos tendrá un efecto psicológico ya por la mera consciencia de la posibilidad de adaptación  la tolerancia del usuario a circunstancias perturbadoras se incrementará.

 

Accesibilidad (física y visual), privacidad y diversidad espacial deben ser integradas en el diseño para facilitar la interacción entre usuarios sin dejar de permitir la realización de tareas individuales. Un cuarto factor, que no ha sido discutido todavía, también aparece, aunque en menor medida, en la literatura especializada. Se trata de la belleza o calidad estética de estos espacios, a la que también se atribuye un efecto positivo sobre los procesos de innovación. Aunque no se entrará en una elaboración teórica de la definición estética, se ha buscado en esta propuesta la creación de espacios agradables, que hagan sentir bien al usuario, mediante la calidad del ambiente visual.