VIVIENDA UNIFAMILIAR EN BEMANTES. MIÑO.

Una parcela estrecha con ligera pendiente en dirección sur marca el límite del núcleo rural de Bemantes. Esta doble condición de emplazamiento alargado y de transición con lo no construido, genera la intención de crear dos estancias en altura orientadas a mediodía y, al mismo tiempo una adaptación al terreno para que predomine la horizontalidad con el espacio libre vecino.

El programa demandado por la propiedad se dispone a lo largo de un corredor central que, junto con los desniveles, distribuirán todos los espacios. El espacio más íntimo se sitúa en planta alta, de tal manera que la vivienda consigue relacionarse con su escala superior y de esta manera, conseguir una volumetría coherente con el entorno.